Declarado de Interés Institucional
Declarado de interés institucional
Res. 39/2016

Mint Parker

Artwork Mala

– Laura Romero es…

El Bruno Díaz de Mint Parker (spoiler!)
– Entre Vendetta y Mint Parker pasaron:

Años, estilos y coexistencia de
varios proyectos. Como fueron esos años hasta llegar a lo que tienes hoy?

Fueron años de muchos cambios radicales de vida, borrones y cuentas nuevas, muchas aventuras. Extraño trabajar con banda a veces, en Vendetta mi gran socia era Ceci y extraño esa amistad (aún es parte de mi vida y la considero la mejor amiga que he tenido aunque estemos a kilómetros de distancia!). Pasar por otros proyectos que no son tuyos y ver qué tal se siente eso de no ser líder te enseña mucho también, es más fácil pero necesitás que te cuiden y contengan bastante para no perder el interés. Y heme aquí, en otro país, con el acento medio deforme y sin haberme bajado de este barco que es la música.

– Tuvieron (con Vendetta) puntos altísimos como fue ser parte del show
de los Guns N Roses en 2010 en el Centenario donde también participó
Sebastian Bach (ex Skid Row). Cómo defines esa experiencia?

Yo me quedé con el recuerdo de tocar en un Estadio Centenario lleno, y fue una experiencia maravillosa. Aún recuerdo que me sorprendió que desde el escenario las voces de 40mil personas se escuchaban apagadas, como si estuvieran muy lejos incluso cuando te gritaban los que estaban pegados al escenario. Un cielo negro de flashes convertido en gradas. De los Guns n`Roses ni me acuerdo!

– Mint Parker es…

El nombre cool para llamar la atención y que no salieran 100 millones de resultados cuando me buscaran en google

MintParker

– Cómo fue el exilio y cómo es trabajar en el exterior?

El exilio me enseñó, me hizo crecer, creer más en mí. Levantar una vida nueva sin ayuda de nadie, conocer la soledad y respetarla. Inevitablemente comparás y te das más cuenta de lo bueno que tenías pero también de lo que no te dejaba crecer.

Acá en México me siento un poco más valorada y aprovechada artísticamente, no tengo tanto la presión de demostrar que soy buena en lo que hago -claro que la tengo porque todas las mujeres la tenemos-  pero en general, me siento más segura. Lamentablemente en el ambiente musical uruguayo siento que tenemos un club de Tobi y una escena tan pequeña que convierte a los más fuertes en tiburones, eso no deja crecer a nadie y sigo viendo flyers de festivales con prácticamente las mismas propuestas musicales y el mismo concepto de festival.

Llevo 5 años fuera y ya he colaborado con muchísimos más artistas que en mis 15 años trabajando en la música en Uruguay, ya sea formando banda, zapando o grabando, algunos famosos y otros no, pero me consideran, se interesan en lo que hago, me invitan y además de esos intercambios también ahora formo parte de 4/5 proyectos independientes del mío, que son colectivos o liderados por otros. De subirme al escenario una vez al mes, pasé a subirme como mínimo una vez a la semana, el año pasado tuve meses en que diario tenía un show, mío o de alguien más, terminaba agotada. Y esa actividad y la manera en que te relacionás con los demás músicos te cambia para bien. Tuve que venir para acá para darme cuenta de que yo era muy buena en lo que hacía, y no me queda claro si Uruguay es más exigente o simplemente cerrado. Quizás un poco de las dos.

De Uruguay extraño sus canciones, la gente es más comprometida, tenemos más palabra, más dedicación, es un país más lento pero más artístico que México donde, como dijo Manzanero una vez, “hay muchos músicos pero pocos artistas”.

Ambos países tienen lo suyo y hay un lugar para cada quién en el mundo.
– Uno escucha tu trabajo y se puede ver a las claras el cuidado por el
sonido y los arreglos, cómo llevaste a cabo el/los procesos de grabación?

El primero disco solista que fue el “Badaboom!”, lo grabamos con Max Capote como productor y fue un disco maravilloso. Un proceso de mucho trabajo y dedicación, una preproducción donde hicimos un trabajo muy fino con Lucas de Azevedo en batería y Guille del Castillo en el bajo, empezamos a grabar con Max y en 3 meses teníamos el disco y a los 8 meses ya estuvo en la calle. El segundo disco “Mala”, lo grabé acá en México y fue todo lo contrario, un dolor de cabeza. No conocía en ese entonces la cultura ni mucha gente por acá y empecé a trabajar con un productor que sencillamente no sabía lo que hacía, así que tuve que “despacharlo” a mitad del proceso de grabación. Terminé produciendo y mezclando yo, decisión que tomé después de conversar con Max por Skype donde me dijo que hiciera lo mismo que hicimos con badaboom!, que sabía más que muchos y no necesitaba a nadie, “producir cosa del sentido común”. Ok, lo hago!

Culturalmente el mexicano va a 1000/hora y a veces no te ofrecen la dedicación y compromiso que deberían, ya aprendí a que acá son así y es algo cultural, amargarse no sirve de nada. Fue un trabajo arduo, busqué el detalle y la profundidad pero no en un escenario ordenado como en el primer disco, sino envuelta en el caos. Entre pitos y flautas (nunca había usado esta frase y estoy agradecida por la oportunidad) demoré 3 años en sacar el nuevo disco. Lo quiero mucho, lo escucho y me encanta pero ya son 3 años de relación tortuosa con él, se me fue la chispa del enamoramiento incial, pero para ustedes es nuevo y en eso me enfoco!

Muchos músicos invitados de lujo tiene este disco y estoy súper agradecida con ellos de haber sumado su talento a un proceso tan caótico pero enriquecedor como fue grabar Mala en México (que tendría que haberse llamado “de malas” porque un poco lo “grabamos de malas” – no sé si existe la frase en Uruguay pero significa “de malhumor”)
– En diversas entrevistas dejas entrever que te sientes más relajada en este proyecto, porqué lo sientes así?

Obviando mi respuesta anterior que contradice este punto completamente, en general, tener un proyecto solista te da más libertad creativa y movilidad. Pero yo creo que sobre todo lo que me tiene más relajada es la vejez, ya cuando recorrés cierto camino aprendés a relajarte, no?
– A corto y mediano plazo que planes tienes?

Tengo planes de este año sacar canciones sueltas, sin sellos discográficos de por medio ni nada, arte por el arte. Tengo algunos videítos sencillos en puerta. Y además estoy armando un proyecto nuevo, que será la continuación de Mint Parker pero con un socio, que es Guille del Castillo, no serán canciones mías y él mi bajista, serán canciones de los dos. Guille colaboró con una canción del último disco que se llama “Ouhlalá” y fue una feliz colaboración. Ambos tocamos varios instrumentos y yo creo que será una dupla muy interesante en cuanto a los sonidos, recién empezamos el proceso de exploración así que aún no sabemos cómo sonará. De momento les adelanto que al parecer tendremos mucho violoncello.

– Está la idea de volver?

Volver de visita, a hacer algún show, a grabar, pero volver  a vivir, de momento no me lo planteo. Extraño a mi familia y amigos, me cuesta perdérmelos, pero laboralmente no siento que esté tranquila en Uruguay. Acá agarré un ritmo de una ciudad de 10 millones de personas y un país de más de 100 millones, creo que me volvería loca en Uruguay porque según me cuentan, seguimos teniendo muy pocos escenarios para tocar y para tocar en el exterior hay que invertir mucho. Pero no lo descarto en un futuro lejano cuando esté jubilada.

En un futuro cercano tengo ganas de vivir en un lugar más tranquilo, un pueblo, una granja, una cabaña en la playa. Ciudad de México es agotadora y no quiero estar lo que resta de mi vida en una nube de smog.
– Cómo ves la escena nacional en relación al 2008?

Veo que hay más cantautoras jóvenes, que saben lo que hacen y son músicos de verdad y eso me gusta, me habría gustado estar entre ellas cuando arranqué con Mint Parker. Lamentablemente no me llega mucha música de allá, lo que sospecho es que la era del rock ya hace rato volvió a estar en segundo plano y lo tropical encontró de nuevo su lugar, aunque en otra versión. Me han llegado cosas de la cumbia cheta, sobre todo por las quejas de Frankie Lampariello en Facebook (risas). Lo que hacen es la música que suena acá en México desde hace años pero un poco peor lograda. No está mal, pero yo divido la música en dos, una es la música que es arte y otra es entretenimiento, ambas pueden tener excelente o pésima calidad, pero son rubros diferentes. En 2008 el arte entretenía, ahora ya no.

La cumbia cheta es entretenimiento, no es arte. Caso cerrado.

 

– Estos últimos años estuvo plagado por la vuelta de varias bandas, qué
piensas al respecto?

No me llegan muchas noticias, sólo me enteré que La Trampa volvió a tocar porque de alguna manera fui parte del proyecto una temporada. No sé cuál otra banda volvió a escena pero pienso que está bien, si quieren volver a tocar, que vuelvan, probablemente les iba mejor juntos que separados. Me imagino que años de estar ausentes les hacen valorar lo que tenían, lo que habrían logrado. A mí me gustaría volver a hacer algo con Vendetta, volver a Uruguay un mes, encerrarme a armar un disco nuevo y quizás hacer un show. Pero me enfocaría más en la creación artística. Sería increíble.

– Un mensaje que nos quieras dejar…

Duda de todo y busca tu propia honestidad, no seas un justiciero en redes sociales, vive la vida. Como dice Buda “la verdad está en ti mismo”. No lastimes a los animales, resuelve tus problemas personales sin dañar.
REDES SOCIALES:
(Todas las que tengas)

Mintparker.com
Facebook.com/mintparkerbanda
twitter: @mintparker
youtube.com/user/mintparker
soundcloud.com/mintparker
Mintparker.bandcamp.com

Spotify: https://open.spotify.com/album/6yL2nt03idlT3hWOsSfxuH

MintParker_vivo1