Declarado de Interés Institucional
Declarado de interés institucional
Res. 39/2016

Pinta tu Mundo




pinta tu mundo underground 1

Pinta tu Mundo

Vivimos corriendo. Vivimos estresados. A quienes dicen que el estrés es una enfermedad y hay quienes dicen que no. El estrés es un fenómeno que se presenta cuando las circunstancias de la vida se perciben difíciles e inmanejables. Las presiones que recibimos pueden ser externas o internas, y podemos sufrirlas a cualquier edad. Nuestro organismo como autodefensa, reacciona de modo de protegerse ante situaciones extremas y de peligro. El estrés nos perturba tanto física como emocionalmente; nos provoca tensión, ansiedad y angustia.

 

En el camino por evadir el estrés y buscando encontrar el equilibrio y la paz interior, realizamos determinadas actividades para poder situarnos en el aquí y ahora. El yoga, el pilates y la meditación son algunas de las más conocidas.

 

Pero si te digo colorear, pintar o dibujar: ¿en qué pensás? Los mándalas se han convertido en una reconocida técnica de relajación que además tiene fines curativos, incentiva la concentración y nos divierte.

mandalas-830x623

El mándala tiene su origen en India aunque también encontramos estas representaciones en otras culturas como los indígenas de América (Navajos, Aztecas, Incas, etc.) o los aborígenes de Australia. Su nombre en sánscrito significa círculo, disco u óvalo; siendo esta forma la más característica y básica, aunque pueden ser de distintas maneras incorporando todas las figuras geométricas incluso pueden ser bi o tridimensional. Su propósito inicial es unificar y armonizar los dos hemisferios del cerebro (racional y creativo), favoreciendo el autoconocimiento y apoyando la meditación.

 

Según el psicólogo Carl Jung, quien los investigó durante varios años, “los mándalas están todos basados en la cuadratura del círculo. Su motivo básico es la premonición de un centro de la personalidad, una especie de punto central dentro de la psiquis, con el que todo está relacionado, mediante el cual todo está ordenado y que es en sí mismo es una fuente de energía”.

 

Los mándalas se pueden observar, pintar, dibujar o construir. Cada forma o color que utilicemos tiene un significado. Un cuadrado nos habla de estabilidad y equilibrio; mientras que los espirales se refieren a energías curativas. Con respecto a los colores, por ejemplo, el azul representa la paz, la alegría, la serenidad y la satisfacción.

 

Esta técnica de relajación no requiere ninguna disciplina o conocimiento previo como otras. Quienes las pintan o crean lo hacen en base a sus gustos estéticos e imaginativo; lo que la hace una actividad para todas las edades.

 

La libertad de creación también se extiende a los materiales con los que se pinta o realizan: lápices, tizas, acuarelas, acrílicos, maderas, hojas, etc. Se debe pintar de manera intuitiva, sin pensarlo.

 

Esta actividad que funciona como una pausa en nuestra rutina, nos ayudará a encontrar nuestro eje y nos permitirá vivir de una manera más consciente y plena. Te invito a pintar mándalas y a darte una oportunidad más para dejar volar a tu niño interno. Cada mándala es una puerta, ábrela!

pinta_tu_mundo_underground