Declarado de Interés Institucional
Declarado de interés institucional
Res. 39/2016

Amigos son los amigos

Amigos son los amigos…

Cuando un colega está dispuesto a pagar por contratar un servicio pero no está dispuesto a pagarte a ti por realizar una tarea similar, porque eres su amigo, esa persona no te sirve cerca.

Se encuentra instalado, en el consciente colectivo, pero de una forma, a nuestro entender errática, que cuando se es amigo, se nos autoriza a donar nuestro trabajo y/o a no pagar cuando lo solicitamos.

 

Y esto está mal.

 

Hemos descubierto, conversando con diversos músicos, que esto que mencionamos, es una práctica habitual de lo que nosotros llamamos “abusadores culturales”.

Estos abusadores, absorben todo tu conocimiento, sin tener reparos, y con el único objetivo del beneficio propio. No tienen en cuenta la formación profesional que has tenido. Utilizan frases como “es una excelente experiencia la que te propongo para mostrarte” o “necesito contar con mis amigos para que me ayuden” o hasta llegan a hacer las falsas promesas de pagos para que sigas disponible para trabajar con ellos.

Cuando llega el momento que identificas al abusador y logras ver el abuso que ha ejercido sobre tus cualidades culturales, surge la necesidad de enfrentarlo y tratar de aclarar los haberes impagos o tratar de llegar a un acuerdo para cancelarlos. El abusador cultural, como mecanismo de defensa, intentará desmerecer tus cualidades y desmerecer el trabajo que realizaste para el o ellos, intentando hacerte dudar de tus propias cualidades. Para esta situación, te recomendamos siempre tener un contrato de trabajo por escrito dejando bien en claro las ganancias de ambas partes y lo que si o no podrán hacer o reclamar ambos.

Es importante, cuando uno tiene un proyecto solista o si fuera el caso de una banda, decide incorporar nuevos músicos, hacerlo partícipe de los proyectos que tienen por delante. Es decir, si piensas grabar un disco, pagarle por el trabajo o en el caso de una banda hacerlo partícipe en dinero o con derechos de autor. No es nada extraño lo que les estamos contando, no lo inventamos nosotros, la industria se maneja así, como decía el economista J.C McManna “el trabajo no entiende de amigos, sólo entiende de relaciones donde uno hace una labor a cambio de una paga”.

Por eso, si estás pensando en llevar a cabo la grabación de un disco, la formación de una banda o contratar algún músico para que colabore contigo para desarrollar una actividad ten en cuenta nuestro artículo y realiza un arreglo acorde a su prestación. Recuerda que cuando lo contrates deja de ser tu amigo, es un trabajador más.

underground.com.uy